< News & Insights
/ August, 2020
Las 8 mejores playas de Madrid

Sabemos que en la capital no hay playas, pero sí lagos, ríos y embalses de los cuales puedes disfrutar como si estuvieses en una.

No tendrán arena, pero alguna de ellas nace en las montañas y otras disponen de césped natural.

1. El embalse de Picadas

Situado entre los municipios de Pelayos de la Presa y Aldeas del Fresno, a 60 kilómetros de la comunidad de Madrid y en plena sierra de Gredos, se encuentra este paraje hecho artificialmente por el hombre. Este embalse se interpone en la trayectoria del río Alberche y cuenta con un área recreativa donde podrás relajarte con los tuyos bajo la luz del sol.

2. La playa de Estremera

Justo antes de llegar a Estremera y cerca de Fuentidueña del Tajo, esta playa natural es un paisaje digno de ver. De entre una explanada de árboles, campo y arbustos surge un pantano habilitado para el baño y para todas aquellas actividades que estés dispuesto a hacer con familia amigos o solo.

3. Las presillas de Rascafría

Uno de los mejores sitios para disfrutar de un baño en mitad de la naturaleza. Situado en el valle del Paular, este lago de agua cristalina sirve de baño para muchas visitas en verano. Sin embargo, más vale que vayas preparado, ya que el agua está tan clara como fría.

Bañarse en esta presa es gratis, no obstante, si vas a ir en coche tendrás que pagar el aparcamiento. Está abierto desde las 10 a las 21 horas y dispone de todo lo necesario para pasar una jornada inolvidable.

4. Las piscinas de Las Dehesas

En el municipio de Cercedilla, dentro de la sierra de Guadarrama, se encuentra uno de los lugares más curiosos e históricamente interesantes del entorno de la capital. Las piscinas de las Dehesas anteriormente eran pozas que se construyeron el año 1978 y eran totalmente naturales. Más adelante se decidió pasar al tratamiento de sus aguas con cloro y convertirlo así, en un complejo donde los madrileños pudiesen pasar una jornada de baño. El precio es de 6 euros los dias laborales, 7 festivos y fines de semana y 4 para niños menores de 14 años y jubilados.

5. El molino de la Hiruela

Desde el 15 de mayo al 15 de septiembre podrás bañarte y disfrutar de las aguas de esta zona recreativa situada en el valle del río Jarama en Hiruela. Las zonas de baño de este río están estrictamente marcadas y han de seguirse sus recomendaciones si no queremos que esto nos comporte riesgos para nuestra salud. Además de respetar el entorno y la naturaleza, debemos evitar encender cualquier tipo de hoguera. El molino de la Hiruela es un lugar único si lo que quieres es bañarte en plena naturaleza. ¡Y solo a una hora de Madrid!

6. La tejera

En el municipio de Horcajo de la Sierra, esta zona recreativa envuelve el río Madarquillos. Aquí podemos encontrarnos desde parques para los más pequeños a barbacoas para alargar tus jornadas. Disfruta de un buen día cerca del descenso del río donde puedes refrescarte y ponerle la guinda a tu visita. Las zonas de baño no son acondicionadas para mucha gente, ya que es un sitio natural, sin embargo si sois pocos podéis refrescaros todos juntos.

7. El pantano de San Juan

El pantano de San Juan es una de las zonas de baño más amplias de toda Madrid. Reconocida por la Asociación de Educación ambiental y del Consumidor con la bandera azul, este embalse situado en San Martín de Valdeiglesias se ha convertido en un referente para todos aquellos habitantes que quieran refrescarse en verano. 14 km de playas disponibles para bañistas y deportistas, con sus zonas respectivamente delimitadas. Este pantano es el único embalse de Madrid donde se permite el baño y en algunas de sus zonas se puede alcanzar hasta los 70 metros de profundidad. ¡Así que nada con precaución! Es totalmente gratuito pero también es muy popular, es por eso que suele estar lleno de gente.

8. La piscina de Riosequillo

En esta zona recreativa situada en Buitrago de Lozoya se encuentra una de las piscinas naturales más grandes de Madrid. A pesar de ser parte del embalse de Riosequillo, esta gran masa de agua está tratada con cloro y está totalmente limpia, eso sí, también está fría. La zona esta habilitada con vestuarios y además podemos encontrar distintas instalaciones deportivas para no aburrirnos durante la jornada. Este complejo está abierto desde mediados de junio a finales de agosto, de martes a domingo y la entrada gira entorno a 5 euros.

Si quieres encontrar más sitios como estos busca en Sharify App